jueves, 4 de diciembre de 2008

la maleta


Santiago 5 de Diciembre de 2008

Saque la maleta con las cosas de Navidad, pesa un mundo y son dos pisos por la angosta escalera de pino oregón hasta la sala, bajando el primer tramo, durante un pedacito de segundo olvidé que hacía con la maleta en las manos y sentí con euforia que estaba de salida. (que loca)
La sensación duró apenas una fracción de tiempo, pero hacia mucho que no me sentía libre.
Mis pobres neuronas conectaron la maleta a Maiquetía, la entrada a ese único lugar posible, que cuando abre sus puertas, junto con esa bocanada de aire húmedo y caliente me dice que estóy en casa.

1 comentario:

caramelo dijo...

¿Maiquetía? debe ser un lugar bonito, no lo dudo, aunque lo de caluroso y húmedo...no, no me hace gracia, soy de clima seco y frío.

NO PARES con el blog, sigue y sige. ¡BIENVENIDA!!!